¿Qué es un Proceso Consular?

Solicitar que un ser querido emigre a los Estados Unidos puede ser un proceso difícil y confuso. El trámite consular es el proceso mediante el cual un extranjero adquiere su visa de inmigrante en su oficina consular o embajada en el extranjero. El proceso consular implica trabajar con varias agencias estadounidenses diferentes y, en ocasiones, largos períodos de espera. Los solicitantes deben tener una comprensión completa de los pasos a seguir y una comprensión realista de los costos y el tiempo de espera aproximado involucrado.

¿Es el proceso consular adecuado para usted?

Hay dos circunstancias en las que el proceso consular es la ruta correcta para utilizar en su viaje de legalización. Primero, si el solicitante vive en su país de nacionalidad, el proceso consular puede ser la mejor opción para obtener una tarjeta verde. En segundo lugar, si el solicitante vive en los Estados Unidos, y no califica para obtener su tarjeta de residencia en los Estados Unidos a través de un proceso llamado ajuste de estatus, el proceso consular puede ser una opción. Para determinar en qué categoría puede pertenecer, es vital que se consulte a un abogado de inmigración para revisar su caso individual.

¿Cómo funciona el proceso consular?

El proceso consular comienza con la aprobación de una petición familiar I-130. Esta petición debe ser presentada por un familiar inmediato o un individuo bajo el boletín de visas. El propósito de la petición es establecer la relación familiar entre el peticionario y el beneficiario.
Una vez que USCIS aprueba la petición, se envía al Centro Nacional de Visas, una oficina del Departamento de Estado de Estados Unidos.
El Departamento de Estado de Estados Unidos es la agencia del gobierno de Estados Unidos encargada de emitir permisos (es decir, visas) para que los extranjeros ingresen a los Estados Unidos. La petición aprobada espera en el Centro Nacional de Visas (NVC) a que la clasificación de la visa esté actualizada para su proceso. Mientras tanto, el NVC recopila los documentos requeridos y las tarifas de visa de las partes y compila el archivo de solicitud de visa.
El NVC notificará a las partes cuando la visa esté disponible para comenzar el proceso de solicitud de la visa de inmigrante. El NVC enviará la visa a la Embajada de los Estados Unidos donde reside el beneficiario y se programará una entrevista. El paso de la entrevista es uno de los más críticos para la emisión de visas. Si la entrevista tiene éxito, el beneficiario podría estar en los Estados Unidos como residente permanente en cuestión de semanas. Si la entrevista no tiene éxito, el beneficiario podría estar enfrentando un retraso indefinido en sus planes de inmigración o, peor aún, una prohibición permanente. Los factores que pueden retrasar o prevenir la emisión de una visa incluyen antecedentes penales, fraudes pasados o tergiversaciones y prohibiciones relacionadas con la salud, entre otros.
Una vez aprobada la visa de inmigrante, el beneficiario puede ingresar a los Estados Unidos Para convertirse en residente permanente. En el aeropuerto del puerto de entrada de los Estados Unidos donde llega el inmigrante, se le darán instrucciones para recibir su “Tarjeta Verde” y su número de seguro social.

¿Tiene una pregunta?

California Board of Legalization Immigration Expert
Pasadena Top Attorney
National Advocates Top 100 Lawyers
10.0Frances E Arroyo